viernes, enero 04, 2008

¿Integrismo católico o sentido común ?



La iglesia española con el integrismo católico" es una afirmación incorrecta,inexacta e imprudente. No estoy de acuerdo con ella.
Dejemos de lado que las raices históricas de nuestra tierra sean o no cristianas; decir y estar convencido de que la convivencia intima ( cocina y cama) de dos caballeros o de dos damas en modo alguno puede llamarse - y menos todavía - considerarse un matrimonio legitimo, no es una cuestión de moral cristiana, judía.islámica,budista o hasta (¿ por que no ?) marxista. Es simplemente una cuestión de sentido común.
Un sentido común que no han perdido el Cardenal Rouco Varela de Madrid, el Cardenal Cañizares primado de Toledo, el Cardenal García Gasco metropolitano de Valencia o Monseñor Blasquez de Bilbao presidente de la Conferencia Episcopal cuando simplemente defienden el derecho natural y su evolución normal.
Por contra lo ha perdido - lo quiera o no admitir - un gobierno de España que decidió legalizar aquello algo que estaba en contra de este derecho natural y de esta evolucion normal.No es de recibo sino más bien casi amenazante el que te digan que: en el marco cultural y social de Occidente, entrado ya el siglo XXI, sea anacrónico criticar o ridiculizar modelos de convivencia familiar plenamente aceptados, al margen de la Iglesia, el mismo Estado o entre personas del mismo sexo. Esto señoras y señores es totalmente falso y por dos buenas razones.
La primera es que el matrimonio que hoy día se ridiculiza es el verdadero o sea el de un varón con una mujer y la familia de un padre,una madre y unos hijos e hijas asi como las relaciones heterosexuales.
La segunda es que a pesar de la propaganda pseudo progresista y pseudo liberal de los medios de comunicación y de los partidos politicos -principalmente de izquierdas- a favor del matrimonio gay yo dudo mucho que, sinceramente y de buena gana, la mayoría de nuestros compatriotas - hasta incluso aquellos que lo pregonan a los cuatro vientos - lo accepten.
Obviamente no opinar igual que estos señores de la pseudo progresía es ser homófobo e incluso xenófobo.
Nuestra “homofobia” es casi – por no decir totalmente – delictiva. Su homófilia , por el contrario, la hemos de encontrar encomiable.
Me dirán los no creyentes, los agnósticos, los ateos etc que la Iglesia Católica esta formada por seres humanos y que por lo tanto puede equivocarse como cualquier otro colectivo.
De acuerdo. Quizá el Vaticano se equivoque en aferrarse al celibato sacerdotal obligatorio y en condenar, al cien por cien, el uso de preservativos en las relaciones sexuales cuando gracias a ellos – no digo que del todo pero algo - han desminuido los nacimientos no deseados y sobretodo las enfermedades venéreas.
Pero en estar en contra del supuesto matrimonio entre individuos de un mismo sexo, del aborto libre y de la manipulación genética, la Iglesia Católica no está equivocada. Tiene más razón que cualquiera de sus grandes catedrales.
Joan Antoni Estades de Moncaira i Bisbal

1 comentario:

jose dijo...

usted es francés.